"Tras cada hombre viviente se encuentran treinta fantasmas, pues tal es la proporción numérica con que los muertos superan a los vivos. Desde el alba de los tiempos, aproximadamente cien mil millones de seres humanos han transitado por el planeta Tierra. Y es en verdad un número interesante, pues por curiosa coincidencia hay aproximadamente cien mil millones de estrellas en nuestro universo local, la Vía Láctea. Así, por cada hombre que jamás ha vivido, luce una estrella en ese Universo." Arthur C. Clarke

miércoles, 12 de diciembre de 2007

¿De qué está hecho el Universo?

Parece una pregunta un tanto infantil, pero... ¿de qué está hecho el Universo? Pues no tenemos mucha idea, para qué nos vamos a engañar. Podemos empezar por lo más sencillo. Miramos a nuestro alrededor y vemos toda esa materia, todo lo que nos rodea, compuesta por átomos y más átomos. Y el más abundante, sin duda, es el hidrógeno. Por lo menos en el conjunto del sistema solar, no así en nuestra atmósfera, donde domina el nitrógeno. Podemos decir entonces que el Universo está compuesto por átomos, sobre todo de hidrógeno.

Nada más lejos de la realidad. La materia ordinaria no representa más que un 10% de la masa del universo (un 1% para los más “pesimistas”). El resto es materia oscura. Materia que no podemos ver. Pero ¿qué es la materia oscura? Simplemente materia que no podemos detectar con nuestros telescopios e instrumentos. Sabemos que existe por su influencia gravitatoria. Vemos cómo se mueven las estrellas dentro de las galaxias y las propias galaxias unas con respecto a otras y nos damos cuenta de que falta materia. Si las galaxias contuvieran únicamente la materia que observamos, se dispersarían en estrellas aisladas. Luego debe haber materia que las una gravitacionalmente.

Ahora bien, esta materia oscura, ¿qué es? Pues lo cierto es que no lo sabemos. Una pequeña parte debe ser bariónica (materia ordinaria), pero la mayor parte no. Es materia no bariónica. Materia que desconocemos completamente. No es fácil admitir que desconocemos una materia que compone el 95% del universo... pero así es.

Además tenemos otro diferente tipo de materia: la antimateria. Ésta la conocemos bastante mejor y podemos estudiarla en esos monstruosos aceleradores de partículas. No es tan exótica como podemos pensar en un principio. Pensar en un electrón con una carga eléctrica positiva en lugar de negativa y ya tenemos un antielectrón (llamado positrón). Pero la antimateria es extraordinariamente escasa, no representa prácticamente nada de la materia final del universo.

Para terminar de confundirnos, hace unos años descubrimos que la expansión del universo, lejos de verse reducida, se está acelerando. El universo es cada vez más grande y crece a un ritmo cada vez mayor. Esto sugiere la existencia de una energía de vacío que, igualmente, desconocemos. En el vacío se crearían pares de partículas de materia-antimateria de efímera existencia que impulsarían la expansión del universo. Es decir, el vacío está abarrotado de fugaz materia.

En fin, que como podemos ver, vivimos en un universo del que desconocemos casi completamente su composición.

1 comentario:

ELIZABETH dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Related Posts with Thumbnails