"Tras cada hombre viviente se encuentran treinta fantasmas, pues tal es la proporción numérica con que los muertos superan a los vivos. Desde el alba de los tiempos, aproximadamente cien mil millones de seres humanos han transitado por el planeta Tierra. Y es en verdad un número interesante, pues por curiosa coincidencia hay aproximadamente cien mil millones de estrellas en nuestro universo local, la Vía Láctea. Así, por cada hombre que jamás ha vivido, luce una estrella en ese Universo." Arthur C. Clarke

lunes, 26 de noviembre de 2007

La extinción del ser humano

Tarde o temprano, llegará un día en el que el ser humano dejará de existir como especie. Llegará el instante en el que el último hombre cerrará por siempre los ojos, llevándose consigo toda la historia de la humanidad, toda nuestra conciencia, nuestras inquietudes, poniendo punto y final a una conmovedora historia de vida, sentimientos, pasiones, descubrimientos, guerras, imperios...

Pero, ¿cómo llegará ese final? Hay muchas opciones, muchos caminos que tiene la naturaleza para poner fin a una especie. Aquí dejo unas cuantas:

- Impacto meteorítico. La historia de la vida en la Tierra no es plácida. Periódicamente la tranquilidad de este planeta es alterada por el impacto de un gran meteorito. Y volverá a pasar. No es una hipótesis, es una certeza. Y, en contra de lo que nos venden algunas películas de Hollywood, estamos completamente indefensos ante esto. Toda nuestra tecnología sería incapaz de detener o desviar un asteroide del tamaño del que acabó con los dinosaurios, unos 20Km. Éste impacto provocaría extinciones masivas, regenerando la vida en la tierra y dando la oportunidad de reinar a alguna otra familia de seres vivos. Como sucedió hace 65.000.000 años, de donde los mamíferos salimos fortalecidos. Pero en esta ocasión no tendremos esa suerte. Entonces éramos del tamaño de un puño y vivíamos en profundas madrigueras para protegernos de nuestros depredadores. Ahora, ningún ser humano sobreviviría a un impacto de estas características.

- Virus. Para muchos es el futuro más probable para nuestra especie. La aparición de un virus o cualquier otro tipo de patógeno con la mortalidad del Ébola o de la peste y la facilidad de propagación del virus de la gripe. Pensar en las décadas de estudio sobre el SIDA o el cáncer con los miles de millones de euros invertidos por legiones de científicos, y aun nos es imposible curar la enfermedad. Infinidad de especies han caído por este motivo, y la movilidad geográfica de la nuestra nos pondría, en el caso de una pandemia, en una situación insostenible que podría acabar con la especie humana.

- Autodestrucción. Otro final probable, viendo los acontecimiento de las últimas décadas. Parece que tenemos un gran empeño en acabar con nosotros mismos, y sin duda estamos capacitados para ello. Una guerra termonuclear acabaría con un enorme porcentaje de humanidad en unos minutos. El resto caería víctima de las radiaciones. Los pocos y desafortunados supervivientes morirían de inanición durante el invierno nuclear, como gran cantidad de especies que nos llevaríamos con nosotros en nuestra locura.

- Supernova. Otro posible final sería la explosión en nuestra cercanía galáctica, unos 10.000 años luz, de una supernova. La radiación emitida por una supernova cercana acabaría con la mayor parte de la vida terrestre en apenas unos segundos. No obstante, con nuestros conocimientos astronómicos actuales podemos decir que en los próximos millones de años estaremos a salvo, pues no hay ninguna estrella cercana en ese ciclo de su vida. Pero llegará el día en el que la Tierra se vea sacudida por este desastre.

- Cambio climático. El clima en la Tierra es muy cambiante, y nos puede jugar malas pasadas. Una nueva era glacial diezmaría la humanidad, aunque difícilmente acabaría con nosotros con el desarrollo que hemos alcanzado. Quedarían pequeñas zonas en las que sobrevivirían los seres humanos que volverían a escribir una nueva historia. Pero el problema puede ser otro. Un recalentamiento del planeta, provocado por el hombre o por circunstancias astronómicas. Sin ir más lejos, dentro de solo 1.000 millones de años la temperatura media de la tierra será de 50ºC, debido al ciclo de la vida del sol. Es algo que no podemos evitar, que nunca podremos evitar, y nuestros descendientes serán sin duda incapaces de sobrevivir a esas temperaturas. No obstante, es una escala de tiempo que la humanidad jamás verá.

- Evolución. Este es el camino natural si no se produce ningún cataclismo. El ser humano, a lo largo de millones de años, seguirá evolucionando. Seguirán produciéndose mutaciones en nuestro código genético que adaptarán nuestra especie a las condiciones naturales reinantes en ese momento, mientras el antiguo ser humano se irá diluyendo poco a poco, hasta que llegue un punto en el que sería imposible el cruce entre un ser humano y la nueva especie producto de nuestra evolución. Entonces, si llegamos a esto, no habremos muerto, habremos evolucionado. Pero a esa nueva especie no le esperará un futuro mejor que a la nuestra. Llegará también el día en el que absolutamente todo el universo será incompatible con la vida. Un universo muerto e inerte con toda la eternidad por delante.

La única seguridad que tenemos es que llegará el día en el que muera el último ser humano, es una ley natural a la que no somos inmunes. Poco a poco, en futuras entradas, trataré más detenidamente cada uno de estos posibles finales.

13 comentarios:

Blanca dijo...

Yo tengo muy claras las ideas en cuanto a cómo me gustaría que fuera mi muerte... que no es precisamente la que todo el mundo reivindica... de un yuyu mientras duermo...

Pues yo no... de un yuyu en el mismo lugar, pero en plena actividad... ¿qué mejor muerte que ésa?

Desde luego nunca de las maneras que has apuntado, no solo catastróficas y terribles, sino impersonales y estériles.

Beso.

Adivagar dijo...

Hombre, para que se extinga el ser humano debe ser un acontecimiento catastrófico y terrible. Porque que nos de un yuyu a todos a la vez mientras dormimos lo veo dificil...

Besos.

Scout Finch dijo...

Pues yo espero no verlo, sobre todo lo de la guerra termonuclear o lo del meteorito.

Al final, la muerte es lo único seguro en esta vida ¿no? La muerte individual o la de nuestra especie. Todo acaba, nada permanece.

Pero mientras tanto ¡que nos quiten lo bailao!

:-D

Leg dijo...

Dices que "Llegará también el día en el que absolutamente todo el universo será incompatible con la vida".... ¿por qué?

Me he fijado también en que en todas esas formas sólo se extinguirá la especie humana, y no se destruirá la tierra, el planeta, como yo pensaba que sucedería con, por ejemplo, el impacto de un meteorito grande, o alguna de las otras catástrofes que mencionas.

También que en todas hablas de que una parte (aunque pequeña) de la especie humana puede sobrevivir a esas catástrofes... ¿en base a qué?

Estoy preguntona, lo siento.

Un post super-interesante... a la par que triste.

Adivagar dijo...

Pues es cierto, Scout, todo tiene su fin, nada permanece. Es una visión triste pero real.

Leg, pregunta todo lo que quieras, que responderé dentro de mis posibilidades...

Voy por la primera pregunta, que no es nada sencilla. El universo tiene tres futuros posibles: contracción hasta volver a un punto igual al anterior al Big Bang, expansión eterna hasta que todas las partículas estén tan alejadas entre sí que dejen de interactuar, o un punto de equilibrio en el que el cosmos permanecería eternamente inalterable. Hoy en día se acepta, después de la sorpresa de la aceleración de la expansión del universo, la segunda opción, un universo en eterna expansión, con lo cual, con el paso de billones de años, tendríamos un átomo separado por miles de años luz del átomo más cercano. Este escenario es el que planteo como incompatible con la vida. No obstante, es cierto que es discutible, y que ahora mismo hay cierta tendencia a pensar que el universo es plano, con lo que podría ser compatible con una extensión infinita de la vida en el tiempo. Pero desde luego es un tema muy complejo.

Con respecto al meteorito, tendría que ser realmente gigantesco como para destruir la Tierra. Piensa que la Luna se formó por una colisión entre la Tierra y un cuerpo del tamaño de Marte... Y no desintegró nuestro planeta, aunque un buen pedazo está ahora dando vueltas ahí arriba. Sí nos quedaremos sin planeta cuando el sol se convierta en una gigante roja dentro de 4.500 millones de años y se trague Mercurio, Venus y la propia Tierra.

Con respecto a la supervivencia, simplemente dejo un hueco a la duda. En el caso de un virus, sería posible que alguna tribu aislada de las que aun existen sobrevivan y reconquisten el planeta. O con un impacto meteorítico o una guerra nuclear, sería posible la supervivencia de pequeños grupos de personas en refugios durante unos años, y tal vez pudieran superar el largo invierno que seguiría.

Dardo dijo...

Pero "pissha" has venido de lo más truculento. No nos metas el fario. A ver si promueves nuestro estado del bienestar con las nuevas tecnologías; tampoco lanzarnos todos al yuyu. ¡Qué mujer ésta, tan revoltosilla".

Un abrazo.

Leg dijo...

Gracias, adivagar, ya seguiré con preguntas según te metas en cada una de las opciones, verás, jejeje.

La verdad que es mucho mejor que para cuando pase lo del sol no quede nadie por aquí.

Me acabo de dar cuenta que yo tenía unas preguntas que quizá sería interesante hacértelas a ti, que tan bien explicas cosas que de otra forma creo que no sería capaz de entender.
Pero por ahora no quiero abusar.

nonpraevalebunt dijo...

¿qué pasa, que no te ha ido bien por el norte o qué?
No está mal considerar estas cosas de vez en cuando. Quizá nos ayude a enfocar la mirada un poco y centrarnos en lo que verdaderamente importa.

Sigurd dijo...

Tantos futuros desastres, ¡y yo con estos pelos!

Venga a recoger un meme ....

Daniel dijo...

Hay un libro muy interesante:

THE WORLD WITHOUT US

Aun no está traduciso al español, pero es genial.

Saludos

Adivagar dijo...

Dardo, la truqulencia me la han sacado otros. Yo creía que era un tema muy suavito...

Leg, pregunta todo lo que quieras, me encanta la ciencia, y las preguntas me hacen reflexionar sobre muchos temas. Es un estímulo.

Nonpra, el norte me ha sentado muy bien. Llanes es espectacular, como toda Asturias, una tierra de película.

Sigurd, meme recogido, me pongo a ello.

Daniel, conozco el libro, incluso le dediqué una entrada hace cosa de un mes (creo recordar que se llamaba, la entrada, "síndrome de abstinencia"). Creo que está a punto de salir en español. En cuanto lo saquen, directo a la cesta de la compra.

Saludoa a todos!

Leg dijo...

Aviso, chicos: el libro ya está disponible.

En el enlace que te puse aquella vez, adivagar, ya viene como disponible, y en una librería de mi ciudad lo tienen.

A por él.

Te preguntaré pues, sólo déjame que tenga un ratín...

Adivagar dijo...

Muchas gracias, leg!

Esta misma tarde me paso por la fnac, a ver si hay suerte, y en cuanto lo lea lo comentaré por aquí. "El mundo sin nosotros", hay que reconocer que tiene algo de morbo el libro.

Related Posts with Thumbnails