"Tras cada hombre viviente se encuentran treinta fantasmas, pues tal es la proporción numérica con que los muertos superan a los vivos. Desde el alba de los tiempos, aproximadamente cien mil millones de seres humanos han transitado por el planeta Tierra. Y es en verdad un número interesante, pues por curiosa coincidencia hay aproximadamente cien mil millones de estrellas en nuestro universo local, la Vía Láctea. Así, por cada hombre que jamás ha vivido, luce una estrella en ese Universo." Arthur C. Clarke

martes, 15 de abril de 2008

Más lejos

Hoy se cumple una efeméride que difícilmente recordará ningún medio de comunicación, pero que a mí me parece uno de esos grandes saltos para la humanidad que tan a menudo pasan desapercibidos.

El 15 de abril de 1.970 la desafortunada Apollo XIII rodeaba la luna en su desesperada carrera por la supervivencia, en la mitad de un viaje en el que sus tres ocupantes estuvieron muy cerca de la muerte. No era la primera vez que se observaba la cara oculta de la luna, ni que se orbitaba la misma. Para entonces el hombre ya había pisado la luna en dos ocasiones, y un viaje a nuestro satélite era considerado por los medios de comunicación como algo rutinario. De hecho, este viaje no fue retransmitido hasta que no se conoció que una explosión y una fuga de oxígeno estaban cerca de matar a sus ocupantes. Entonces, ¿qué tiene de especial esta fecha? Pues que nunca jamás un hombre ha estado más lejos de la Tierra de lo que lo estuvieron aquel día James Lovell, Jack Swigert y Fred Haise.

Ese día, mientras rodeaban la luna, llegaron a estar a 400.171 kilómetros de la Tierra. No solo eran los hombres que más lejos han estado nunca de su casa, además nuestro satélite se interponía entre ellos y la Tierra, impidiendo las comunicaciones. Durante unos minutos estuvieron completamente aislados de la humanidad, roto el cordón umbilical que les unía a su hogar, más lejos de la Tierra de lo que jamás ha estado un ser humano, en su desesperada carrera contrarreloj mientras la nave se desangraba lentamente en el espacio. Ellos mismo reconocieron en la muchas entrevistas que concedieron tras su aventura que aquel fue un momento de desamparo y al tiempo de comunión con el universo difícilmente entendible para el que no lo haya vivido. Es lo más lejos que ha llegado nunca la humanidad, 400.171 kilómetros, tantos como puede alcanzar un coche de gasoil, con algo de suerte.

8 comentarios:

Leg dijo...

No lo he medido, pero apuesto que conozco personas que están a más distancia de mí.

Siempre interesantes tus entradas, adivagar. Sigo muy contenta de que hayas vuelto.

Butzer dijo...

Vaya, una efeméride bien curiosa y que al menos ellos no olvidarán.
Serían unas vistas desde allí arriba tan espectaculares como peligrosas.
saludos.

Adivagar dijo...

Eso es verdad, leg, hay personas que están más alejadas de nosotros de lo que estuvieron esos astronautas, aun estando sentados ahí al lado. Y gracias de nuevo por tus halagos.

Butzer, la efeméride es curiosa, como dices. De ese viaje se pueden sacar muchos temas interesantes, porque les pasó de todo en el espacio, incendio, escape de oxígeno, saturación de CO2, falta de masa por las rocas lunares no almacenadas, falta de energía en la nave, condensación peligrosísima de agua, gradientes térmicos enormes... Incluso durante la reentrada en la atmósfera “llovió” dentro de la nave al caer toda esa enorme condensación con el regreso de la gravedad.

kanif dijo...

Yo vi una peli sobre eso que, en mi ignorancia, me pareció magnífica.
Buena entrada.

Clamoxil dijo...

Mi coche no creo que llegue a 4000000 km, creo que le haría falta mucha suerte, y alguna que otra pieza de la nasa...
;o)

La película es "Apolo XIII" protagonizada por Tom Hanks:
http://es.wikipedia.org/wiki/Apolo_13_(pel%C3%ADcula)

Decían que era bastante fiel al suceso original...

Esto llega a pasar con los "modernos" transbordadores espaciales y no hubieran podido regresar, los vehículos antiguos estaban mas probados y eran mas seguros.
Aun así tuvieron muuucha suerte.

Un saludo

Clamoxil dijo...

Hay que quitarle un cero a los km de mi coche, que tampoco es para pasarse...

Paco Rodríguez dijo...

Pues buena manera de "desconectar" ver la luna y perder de vista la tierra.

a veces me apuntaría a tal experiencia.

PD. Paisano, me alegro de tu decisión

Adivagar dijo...

Efectivamente, hay una película de Tom Hanks sobre aquella misión, Apollo XIII. Y bastante bien llevada desde un punto de vista científico. No impecable, porque siempre tienen que dar algúna carta al espectáculo sobre la realidad, pero realmente bastante fiel a lo que sucedió. Para mí, una gran película.

Paco, muchas gracias. Es una buena forma de desconectar, sí, pero prefiero una puesta de sol sobre el castillo de San Sebastián visto desde Santa María del Mar...

Related Posts with Thumbnails