"Tras cada hombre viviente se encuentran treinta fantasmas, pues tal es la proporción numérica con que los muertos superan a los vivos. Desde el alba de los tiempos, aproximadamente cien mil millones de seres humanos han transitado por el planeta Tierra. Y es en verdad un número interesante, pues por curiosa coincidencia hay aproximadamente cien mil millones de estrellas en nuestro universo local, la Vía Láctea. Así, por cada hombre que jamás ha vivido, luce una estrella en ese Universo." Arthur C. Clarke

martes, 8 de abril de 2008

E=mc^2

Posiblemente ésta sea la ecuación más famosa de toda la historia de la ciencia. Todos la hemos leído alguna vez, aunque no comprendamos su significado. No es sencillo explicar la perturbadora belleza que esconden esos pocos caracteres, cómo la relación entre tres términos pudo cambiar para siempre nuestra concepción del mundo. Empezaré por explicar cada término.


“E” es la energía. “m” es la masa. “c” es la velocidad de la luz. Es decir, esta ecuación se podría leer como “la energía de un cuerpo es igual a su masa multiplicada por el cuadrado de la velocidad de la luz”. Una ecuación muy sencilla, pero, ¿la comprendemos? Voy a poneros una similitud.

Imaginaros que tenemos 1.000 euros y que queremos cambiarlos por dólares para nuestro viajecito por Estados Unidos. Tal y como está ahora mismo el dólar es un buen momento para hacerlo. Por cada euro nos dan aproximadamente 1,5 dólares. Es decir, la relación entre ambas monedas puede expresarse por la siguiente ecuación: $ = €*1,5. En total, nuestros 1.000 euros los cambiamos por 1.500 dólares. Podemos tener en el bolsillos euros o dólares, una moneda o la otra, pero sea lo que sea, todo es lo mismo: dinero. Son dos formas de la misma realidad, dos formas diferentes de representar la misma realidad: el dinero. Siguiendo esta similitud, la famosa ecuación de la teoría de la relatividad general de Einstein relaciona la energía y la masa. Con una tasa de cambio, una constante, igual que el dólar y el euro. Solo que en este caso la tasa de cambio no es de 1,5, sino de c^2, es decir, 90.000.000.000.000.000. La materia y la energía es lo mismo, son dos formas diferentes de la misma realidad. Cualquier masa puede convertirse en energía y cualquier energía puede convertirse en masa. Es la primera conclusión asombrosa de esta ecuación.

El asombro aumenta por la “tasa de cambio”. Un poquito de masa, unos pocos gramos, puede convertirse en una cantidad de energía descomunal. Según esta ecuación, con la masa de un ser humano tenemos energía suficiente como para mandar una nave del tamaño del Titanic a Marte ida y vuelta. Varias veces. La materia no es más que una “condensación de la energía”, y cada gramo de masa encierra una energía descomunal. La carrera atómica comenzó con esta ecuación.
Pero hay una última conclusión todavía más asombrosa. Si la velocidad de la luz es una constante idéntica para cualquier observador, podemos inferir que a medida que aumentamos nuestra velocidad el tiempo debe transcurrir más despacio. Y efectivamente así es. No es una ilusión matemática ni un juego científico, es la naturaleza del grandioso escenario en el que vivimos. El tiempo es relativo, corre de modo diferente para cada observador. Esta sorprendente conclusión va más allá del asombro o de la anécdota científica, describe la verdadera naturaleza del universo que nos rodea. El espacio y el tiempo están íntimamente relacionados y se deforman por la mera presencia de esas masas en movimiento.

Con motivo, esa simple ecuación cambió nuestra manera de ver el mundo.

6 comentarios:

Blanca dijo...

Presiento que, a través de los años, he aumentado considerablemente la cantidad de energía que mi masa es capaz de producir... es que elegí la cara cuando cumplí 40 años...

Y dicha esta boutade, vuelvo a repetirte que hubiera sido muy útil para mi cultura en ciencias haber tenido un profesor de tus características: haces fácil y entendible cualquier tema científico que toques.

Ah, y otra cosita, me alegro un montón de tu vuelta. No tengo la menor duda de que los tiempos van a cambiar y nosotros vamos a cooperar en ello. Un beso grande.

Leg dijo...

No sabía que habías vuelto!! Qué bien!!

Adivagar dijo...

Muchas gracias, Blanca. Seguro que ahora la cosa está más tranquila, que es lo que nos hace falta. Un poco de tranquilidad. Por cierto, yo he aumentado mucho, mucho mi energía últimamente, debería perder unos cuantos billones de julios...

Leg, ya ves, después de mes y medio parado me he decidido a retomar un poqco esto, aunque con menos actividad que antes.

Clamoxil dijo...

Hola Adivagar, me alegro de que no te hayas ido del todo al final.
Podrías avanzar un poquito mas en otro post sobre las deformaciones del tiempo a altísimas velocidades, es un tema que me interesa un montón, y que no llegué a comprender demasiado bien.

Un saludo

Adivagar dijo...

Hola Clamoxil. El tema que me propones no es nada sencillo de explicar, pero lo intentaré. Dejame un tiempecito para pensar cómo enfocarlo para hacerlo lo más comprensible posible, y a ver que tal sale.

Un saludo.

Clamoxil dijo...

De acuerdo Adivagar, estaremos expectantes a ello...

Un saludo

Related Posts with Thumbnails