"Tras cada hombre viviente se encuentran treinta fantasmas, pues tal es la proporción numérica con que los muertos superan a los vivos. Desde el alba de los tiempos, aproximadamente cien mil millones de seres humanos han transitado por el planeta Tierra. Y es en verdad un número interesante, pues por curiosa coincidencia hay aproximadamente cien mil millones de estrellas en nuestro universo local, la Vía Láctea. Así, por cada hombre que jamás ha vivido, luce una estrella en ese Universo." Arthur C. Clarke

viernes, 15 de junio de 2007

Inauguración

De nuevo retomo mi intención de expresar en un blog mis divagaciones. Y como en mi primer intento, empezaré con una declaración de intenciones. Éste va a ser mucho más personal, mucho más pasional, mucho menos crispado. Éste va a ser el blog de un ser humano, no de un animal político. Para eso ya tengo un blog de acogida que me ha despertado el interés por estas bitácoras.

Quiero expresar aquí mis gustos y aficiones, inquietudes y vivencias, sin más pretensión que escribir, simplemente eso. Prometo no ocupar mucho espacio con la política. Hablaré de pintura, de libros, de cine, de aficiones. Y por supuesto hablaré de ciencia. Como dice el subtítulo de ese magnífico libro de Juan Luis Arsuaga, hablaré de Amalur, del átomo a la mente. De lo infinitamente pequeño, de lo infinitamente grande, de lo infinitamente complejo. Del océano eterno en el que está perdido este pequeño punto azul pálido y sus tenaces moradores. De nuestro lugar en ésta obra celestial que es el universo. De nuestros ancestros, sus culturas y preocupaciones.

En definitiva, hablaré del hombre y su entorno, del hombre y su interior, del hombre y su pasado. Y por supuesto, de este hombre que escribe y sus vivencias. Dedico este modesto blog a mi mujer, mis hijos y mi familia. A mis amigos y a esos amigos virtuales con los que charlo a diario (ya sabéis vosotros- y vosotras- quienes sois), que aunque casi todos sean rojillos, han demostrado ser magníficas personas...

Y no puedo empezar, inmediatamente después de inaugurar este blog, por otro tema que mi tierra, Cádiz, a la que añoro cada instante que paso fuera de ella.

6 comentarios:

Blanca dijo...

Te doy la bienvenida al mundo de las bitácoras, aunque no eras ajeno, pero aquí tu mandas y lo que propones es apasionante, como apasionante es la vida, compuesta de todas tus proposiciones y alguna más que ya se te ocurrirá.

Te visitaré a menudo,

animalpolítico dijo...

Enhorabuena, suena muy bien.

Blanca dijo...

Uno era reflexivo... y al otro se le iba el santo al cielo... me gusta esta familia...

Te enlazo santo, seguro que tambien serás de mi devoción.

Maripuchi dijo...

Bienvenido a la blogosfera.
Yo también te enlazo.

Adivagar dijo...

Blanca, muchas gracias. Seguro que se me ocurrirá alguna más, al fin y al cabo tiendo mucho a divagar... Efectivamente, se me va el santo al cielo con mucha facilidad, no tengo las ideas tan bien estructuradas como Dardo.

Gracias, Animal. Espero que no te moleste que te enlazara en mi primer post. Era un pequeño homenaje al que me ha metido el gusanillo en el cuerpo.

Maripuchi, gracias por tu visita, os enlazo a los tres, aunque lo haré esta tarde, que aun estoy en el trabajo y tampoco quiero abusar...

Por cierto, acepto propuestas y peticiones de todos.

Dardo dijo...

Amigo; ¡haz el favor de dejar esa aurea mediocritas (feliz mediocridad)!. Me voy a enfadar contigo. ¡Ya está bien!. Con la inauguración de este blog nos has empezado a demostrar solo parcialmente lo valioso que eres.

Así que no te permito más que te compares a la baja ni conmigo ni con nadie. Porque 1º) las comparaciones son odiosas y 2º) nos impones tener que emularte.

Este es el segundo comentario que hago en tu blog. El primero (te remito a él) está en tu segunda entrada.

Y fuera de bromas: De verdad amigo; no comparemos. Animémosnos todos.

Related Posts with Thumbnails