"Tras cada hombre viviente se encuentran treinta fantasmas, pues tal es la proporción numérica con que los muertos superan a los vivos. Desde el alba de los tiempos, aproximadamente cien mil millones de seres humanos han transitado por el planeta Tierra. Y es en verdad un número interesante, pues por curiosa coincidencia hay aproximadamente cien mil millones de estrellas en nuestro universo local, la Vía Láctea. Así, por cada hombre que jamás ha vivido, luce una estrella en ese Universo." Arthur C. Clarke

viernes, 7 de septiembre de 2007

Micropost: La amargura de aprender

Aprender es el más amargo de los placeres. Respondes una pregunta y surgen muchas nuevas. Siempre. A veces pienso que solo sería feliz si lo supiera todo, si conociera todo el universo a lo largo de todo el tiempo. Pero entonces sería infeliz por no poder aprender nada nuevo.

18 comentarios:

garib dijo...

Otro que va a la SGAE.

Adivagar dijo...

??????????????????????

Garib, mi no entender...

Adivagar dijo...

Aaaaaaaaaaaah! Vale, por lo de Micropost... Es que hoy estoy un poquito lento...

Ya ves, de vez en cuando soy capaz de no escribir medio Quijote... y aprovecho el formato creado por algún otro...

Maripuchi dijo...

jajajajajajajaja

Butzer dijo...

Pero no solo serías infeliz por no poder aprender algo nuevo. Sino que sufrirías un gran aburrimiento porque ya tendrías desentrañados todos los misterios de la vida.

Paco Rodríguez dijo...

Yo recuerdo un dicho infantil que veniá a decir "hoy ya me puedo acostar pues se una cosita mas"

de todo ser, se aprende

Dardo dijo...

¿Pero qué aburrido sería saberlo todo?. ¿Cómo nos ibamos a estimular sin el misterio?. ¡Vamos, es como si nos pusieran una película repetida infinitamente!. A veces pienso que la vitalidad zozobrante de los niños se debe a que son como esponjas, impregnándose de todo.

A medida que descubrimos los "misterios" de la vida decae nuestra vitalidad. Por eso dijo el poeta "caminante no hay camino, se hace camino al andar". Los misterios son los caminos que nos hacen movernos.

P.D.: Amigo; veo que te ha visitado el "propietario intelectual" de un "derecho de autor". Como yo conozco el percal del susodicho, le robé la idea (que el "joío" las tiene buenas) pero para evitar la denuncia le cambie el nombre al invento. Algo así como llamar a la ginebra Larios, ginebra Lirios. ¡A mí me va a venir un polaco con demandas!.

Martha Colmenares dijo...

Que gusto me ha dado conocer tu estupendo blog. Los temas increíbles. Me permití enlazarte, ha sido un honor. Y ojalá sigamos en contacto, para defender nuestras causas. Un abrazo desde Venezuela, Martha Colmenares

garib dijo...

Aprender es amargo porque tiene mala prensa y mucha gente lo hace mal, obligada o no motivada. Lo que sí es cierto es que la primera vez que afrontas un tema hay que pasar un "purgatorio" hasta familiarizarte con él, y eso no sólo le ocurre al estudiante, sino incluso a investigadores que tienen "pereza" de adentrarse en otros temas por la formación previa que eso supone.

En general, cuando durante este proceso te acompañan, te lo intentan hacer más, digamos ameno, y te das cuenta de que tú también eres capaz de hacerlo, entonces el placer es infinito. Aparte del placer de conocer algo nuevo, descubrir que uno puede aprender cualquier cosa con el esfuerzo adecuado es el logro educativo por excelencia. Desde el punto de vista del que enseña, ver como ayudas a alguien a darse cuenta de que es capaz de aprender (fijaos que no he dicho enseñarle) es, por otro lado, una de las mejores satisfacciones que uno puede disfrutar.

En realidad me honra que uséis el término, al final saldrá en la Güiquipedia. Y me congratula que hagáis el esfuerzo de expresar una idea con esencia en pocas líneas, ¿no es divertido?

Sigurd dijo...

Creo que Dios nos evitó la amargura de saberlo todo haciendo el saber infinito, así que no hay riesgo en seguir aprendiendo.

Decía alguien que es más peligroso un ignorante que sabe algo que uno que no sabe nada. El ignorante está muy seguro de lo que piensa, mientras el sabio navega siempre en la duda justamente porque sabe que ignora. Por ponerlo en palabras de Aristóteles, el ignorante afirma y el sabio duda y reflexiona.

Un saludo

PD: Adivagar, estaba trasteando por los periódicos digitales y me he encontrado con este artículo sobre los artículos de divulgación científica que igual le puede interesar:

http://libros.libertaddigital.com/articulo.php/1276233736

Adivagar dijo...

Sí, estoy de acuerdo con todos vosotros, el placer de aprender algo nuevo, de comprender, es enorme. Pero siempre quedará un poso amargo al tener la certeza de que siempre ignoraremos mil preguntas que nos encantaría respoder, aunque dispongamos de todo el tiempo del universo (que no tengo ni idea de cuanto será...)

Un saludo a todos.

Adivagar dijo...

Dardo, quizá me una a tu proceder y cambie el nombre de este tipo de posts, para no darle a Garib el gusto de que se difunda su estilo bloguero. Será amigo nuestro, pero no deja de ser un rojo, y ya sabes, al enemigo ni agua... No sé, estoy pensando algo así como nanopost, o milipost...

Un abrazo a los dos!

Adivagar dijo...

Martha, gracias por tus palabras. Yo también te he enlazado y seguiré tu blog con interés. ¡Un abrazo al otro lado del charco!

También un sadudo a Butzer, a quien también me he permitido enlazar su magnífico blog. Tenemos mucho en común, aunque yo haya centrado mi blog en la ciencia.

Adivagar dijo...

Sigurd, el libro que enlazas tiene muy buena pinta. He empezado a buscarlo pero parece que aquí va a ser dificil conseguirlo...

Daimon dijo...

La inquitud intelectual nos mueve a descubrir cosas nuevas, es el principio del cambio que empieza en nosotros mismos.
Enhorabuena por el blog, que no conocía y parece muy interesante, y gracias por enlazar.
Un saludo

Gazulin dijo...

Debemos entonces quedarnos como estamos. Mientras no lo sepamos todo seremos útiles.
Saludos, me alegro de volver a leerte después de las vacaciones.

Adivagar dijo...

Daimon, bienvenido a mi blog, espero que te guste y nos leamos a menudo.

Gazulin, me alegro de verte de nuevo por aquí.

Un saludo!

Blanca dijo...

Como ves, querido adivagar... te he bendecido... con permiso de dardo... no hay nada mejor que un premio, más que merecido, por otra parte, para que todos corramos a desasnarnos...

Es un placer leerte... siempre...

Related Posts with Thumbnails