"Tras cada hombre viviente se encuentran treinta fantasmas, pues tal es la proporción numérica con que los muertos superan a los vivos. Desde el alba de los tiempos, aproximadamente cien mil millones de seres humanos han transitado por el planeta Tierra. Y es en verdad un número interesante, pues por curiosa coincidencia hay aproximadamente cien mil millones de estrellas en nuestro universo local, la Vía Láctea. Así, por cada hombre que jamás ha vivido, luce una estrella en ese Universo." Arthur C. Clarke

jueves, 20 de septiembre de 2007

Plutón, el planeta degradado

Realmente el título de esta entrada no debería ser así, porque Plutón nunca debió ser reconocido como planeta. Simplemente porque no lo es. Pero eso no hace su historia y sus características menos interesantes.

Plutón siempre había sido el hermano raro de los planetas, extraño y huidizo. Su descubrimiento es ya una buena historia, que contaré en otra ocasión, y que motivó su nomenclatura al coincidir las primeras letras de la propuesta, Plutón, con las iniciales de su quasi-descubridor, Percival Lowell (sí, el mismo de los canales marcianos). El único motivo por el que ha sido considerado planeta es porque ha sido el único cuerpo de importancia del sistema solar descubierto por un norteamericano hasta finales del siglo XX. Pero vayamos a descubrir sus peculiaridades que lo diferencian de los ocho planetas.

Para empezar es muy pequeño, mucho más que el resto de los planetas e incluso que un buen número de lunas. Tiene apenas un 0,22% de la masa de la Tierra y no llegaría a tapar ni media Europa con sus 2.300Km de diámetro. También es muy oscuro, como el carbón, por lo que fue muy difícil de localizar, identificar y seguir. Solo refleja el 4% de la luz que le llega del sol, que por otro lado es muy escasa, tal es la distancia que le separa de nuestra estrella. Ésta luz tarda siete horas en llegar. Básicamente es una pequeña bola de hielo muy sucio, nada que ver con los materiales que componen el resto de los planetas.

Su órbita no es como la de los demás, es mucho más excéntrica. De hecho durante una parte de ella penetra en la órbita de Neptuno y deja de ser el planeta más lejano. Tiene de hecho la órbita típica de los objetos cercanos del lejano cinturón de Kuiper. Una órbita que además no está dentro del mismo plano por el que circulan todos los planetas, el plano de la eclíptica, sino inclinada 17 grados.

Posee una luna, Caronte, proporcionalmente enorme, que coloca el centro de masas del sistema en un lugar intermedio entre los dos. Las diferencias gravitatorias entre una cara de Plutón y la otra deben ser enormes, hasta el punto de que una persona pesaría el doble en una cara que en la otra. Eso sí, pesaría muy poco, pues la masa de Plutón es pequeña. Recientemente se han descubierto dos pequeños satélites, Hidra y Nix, ambas de unos 100Km de diámetro.

Por último, éstos últimos años se están realizando descubrimientos de distintos cuerpos, perteneciente al mismo cinturón de Kuiper al que pertenece Plutón, más grandes que éste. Por lo tanto, o se admiten como planetas una infinidad de cuerpos pequeños, lejanísimos, de diversas órbitas elípticas, o se elimina Plutón. La respuesta la conocemos todos. Se creó una nueva categoría, planeta enano, en la que encajan Plutón, junto con Ceres (antes considerado un asteriode) y Eris, otro objeto transneptuniano. Pero esta categoría pronto se verá muy poblada, pues hay una multitud de cuerpos candidatos a ser considerados planetas enanos. Personalmente considero que estas definiciones describen mucho mejor la complejidad de nuestro sistema planetario.

15 comentarios:

nonpraevalebunt dijo...

Vaya! Lo que aprende uno cada día en este blog.
De todas formas tampoco lo tenías muy difícil conmigo adivagar para enseñarme cosas de ciencia.
Enhorabuena, sumo a la lista otro motivo para el antiamericanismo.

Adivagar dijo...

jajaja!

Pero hombre, no era mi intención hacer una proclama antiamericana, es que en esa época la astronomía estaba tecnológicamente dominada por ellos, y el heche de no haber descubierto ningún planeta lo veían como algo cercano a una humillación. Hubo una importante presión mediática para que fuera considerado planeta, mucho antes de que se conocieran sus características físicas. Es una historia fascinante que quiero contar en otra entrada, poruqe me parece muy interesante.

Un saludo!

Paco Rodríguez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paco Rodríguez dijo...

Seguramente no será ni debió ser, pero eso de haber sido entronizado Planeta y luego destronado.... sentimentalmente hablando es como si me dijeran ahora que Cádiz no es la mas antigua de occidente.

Una duda que me ha venido. Dices que este planeta entra en la órbita de Neptuno. ¿Puede ocasionar esto en un futuro una colisión de ambos?, y si la hubiera que consecuencias acarrearía.

Gracias de nuevo por impartirnos clases gratuitas.

Maripuchi dijo...

Bien está saber estas cosas ...

Pero que se pongan de acuerdo: o lo uno o lo otro ...
Es como el abecedario ... que ya no hay ELLE ...

Blanca dijo...

Tiene mucha tela eso de que lo proclamaron planeta porque los usamericanos se sentían humillados... tampoco se autodescubrieron en 1492, caramba... y se puede vivir sin esa carencia...

Me encantan tus clases diarias...

Scout Finch dijo...

Jo, pues a mí me da pena. Ahora, la cancioncilla que me sabía yo con los nombres de los planetas se queda coja: "Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y..."

;-)

nonpraevalebunt dijo...

Menos mal que fuimos nosotros los que descubrimos y conquistamos América porque llegan a ser los del Norte y allí lo que quedan son cuatro indios metidos en una reserva. Otro motivo de antiamericanismo... vaya hombre como estamos hoy...
Y esto tiene sus causas profundas que habría que explicar.

Miguel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adivagar dijo...

Bueno, bueno, la historia del descubrimiento de Plutón es complicada, pero no creo que sea motivo para discutir sobre americanismo o antiamericanismo...

Escribiré pronto la entrada para explicarlo, antes de que la cosa se ponga calentita. Pero situaros en los años 20-30, la situación mundial no era la de ahora y los americanos (como los españoles) de entonces nada tenían que ver con los de ahora.

Un saludo y que no cunda la calma.

Blanca dijo...

Eso, que no cunda... ¡más madera...!

animalpolítico dijo...

Estupenda explicación, que me ha hecho entender mejor lo que tenía sólo medio comprendido. Ya veo el problema de la definición de Plutón como planeta.

Tus entradas de astronomía son mis favoritas.

Saludos

Blanca dijo...

Mis favoritas son todas, adivagar... eres mi lectura favorita en los últimos tiempos, porque contigo disfruto siempre y jamás me cabreo... (sigue sin hablar de política, porfa...)

Adivagar dijo...

Animal, Blanca, muchas gracias por lo que decís. Intento no hablar de política, pero hay días que casi, casi. Alguna vez saltaré. De momento me contento con las discusiones que tenemos de tanto en tanto en vuestros blogs...

Por cierto, me acabo de dar cuenta de un par de omisiones importantes en esta entrada:

1- La definición actual de planeta.
2- El diferente origen de Plutón con respecto a los planetas del sistema solar.

En fin, ya lo comentaré en otra ocasión.

Un saludo!

Anónimo dijo...

wrapped subsidiary stimulate tends mississauga enhancing undo vote zenia leder directory
semelokertes marchimundui

Related Posts with Thumbnails